La expulsión del tapón mucoso, seguida por débiles contracciones, también indica que el parto está cerca. Después, la inminente mamá romperá aguas.

​Dos de los síntomas más evidentes de la inminencia del parto son la expulsión del tapón mucoso y la rotura de aguas. Cuando la embarazada detecta alguno de estos dos síntomas, es probable que también se desencadene el inicio de las contracciones preparatorias del parto. Sepamos qué síntomas provocan y cómo la futura mamá tiene que actuar en cada momento, cuando el nacimien​to del bebé está tan cerca.

¿Qué es el tapón mucoso?
El tapón mucoso es una secreción, originada a partir de las células del epitelio del cuello uterino de la gestante, que se forma de manera precoz, en las primeras semanas de embarazo. La composición de dicha mucosidad es muy variada. En gran medida está formado por agua y un pequeño porcentaje son proteínas, cloruro, calcio, sodio, enzimas, fosfatos…, además de inmunoglobulinas, que van a intervenir en su función.

¿Para qué sirve el tapón mucoso en el embarazo?
El tapón mucoso sirve para proteger de la gestación, puesto que crea una barrera de separación entre el interior de la cavidad uterina y la vagina, habitáculo donde se asienta una gran cantidad de hongos y bacterias saprófitas, pero también, puerta de entrada de otros gérmenes potencialmente peligrosos. Tanto la barrera física como la presencia de inmunoglobulinas en el tapón mucoso sirven para cuidar a nuestro futuro bebé durante las 40 semanas que dura un embarazo.

¿Cuándo se expulsa el tapón mucoso?
En general, el tapón mucoso permanece en la zona endocervical hasta el final de la gestación, incluso en algunas ocasiones, se puede eliminar durante la fase de dilatación del parto.

No obstante, existen circunstancias que pueden producir la expulsión de dicho tapón, posiblemente por la presencia de algunas contracciones que han podido desencadenar pequeñas modificaciones, cambios en el cérvix uterino. Dichas modificaciones pueden ser el inicio de la dilatación o el borramiento, acortamiento, del cuello uterino.

¿Expulsar el tapón indica parto inminente?
La eliminación o expulsión del tapón mucoso, no está inexorablemente asociada al inicio del parto; no obstante sí está relacionado con el comienzo de actividad uterina. Por consiguiente, hay dos escenarios posibles:
El parto puede iniciarse de manera inminente, si se acompaña de dinámica uterina regular.

O bien el parto se desencadena en horas, días o semanas, si ha sido desencadenado por contracciones esporádicas.

¿Y si el tapón se expulsa mucho antes del parto?
Lo que sí es cierto, que la pérdida temprana del tapón mucoso en la gestación, debe considerarse con precaución, tanto por parte de la paciente como del profesional. Lo ideal es proceder a un estudio pormenorizado de cérvix uterino, mediante la determinación de la longitud cervical ecográficamente, y, si fuera preciso, empleando otras técnicas de valoración, para descartar posible incompetencia cervical o amenaza de parto prematuro.

El objetivo es intentar evitar el parto antes de la semana 34 a 37 de embarazo. Y si el parto fuera inminente, realizar las maniobras de maduración pulmonar y neuroprofilaxis fetal precisas, para una mejor evolución del neonato inmaduro.

¿Qué aspecto tiene el tapón mucoso?
El tapón de mucosidad es generalmente claro, ligeramente teñido de sangre o rosado en color. Puede ser mucosidad fibrosa o una secreción pegajosa. Algunas mujeres podrían no notar la pérdida de su tapón de moco, puesto que ya hay un aumento en el flujo vaginal durante el embarazo.

Romper aguas

El líquido amniótico es el agua que rodea a su bebé en el útero. Las membranas o capas de tejido contienen este líquido. Esta membrana se llama saco amniótico.

A menudo, las membranas se rompen durante el trabajo de parto. Esto con frecuencia se llama “romper fuente”.
Algunas veces, las membranas se rompen antes de que una mujer entre en trabajo de parto. Cuando esto sucede de forma temprana, se denomina ruptura prematura de membranas (RPM). La mayoría de las mujeres entrará en trabajo de parto espontáneamente al cabo de 24 horas.

¿Cómo saber si he roto aguas?

El mayor signo a vigilar es la pérdida de líquido de la vagina. Éste puede filtrarse lentamente o puede salir a chorros. Algo del líquido se pierde cuando se rompen las membranas. Las membranas pueden continuar perdiendo.

Algunas veces cuando el líquido se filtra lentamente, las mujeres lo confunden con orina. Si observa pérdidas de líquido, use una toalla femenina para absorber algo de éste. Obsérvelo y huélalo. El líquido amniótico normalmente no tiene color y no huele a orina (tiene un olor mucho más dulce).

Si usted piensa que ha roto fuente, llame a su proveedor de atención médica de inmediato. Será necesario que la examinen lo más pronto posible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *