Tener padrinos es una tradición muy antigua; estos personajes son los testigos del bautizo del bebé, quienes asumen una función moral muy influyente en su vida.

Padrinos y bautizo

Una vez que se comienza a planificar el bautizo –ya sea religioso o civil – se designa el padrino y la madrina.

En el caso del bautizo civil, es de carácter laico y simbólico, por lo que no se recibe ningún tipo de certificado o inscripción de tipo legal o jurídico en el Registro Civil. Más bien, el bautizo civil implica un compromiso moral de los padrinos hacia su ahijado.

Su importante papel

Ser padrino o madrina implica asumir una enorme responsabilidad, ya que se espera que tengan un fuerte vínculo con el niño, sin limitarse únicamente a comprarle regalitos para sus días importantes. La relación de los padrinos con el pequeño es muy especial, y se diferencia de la que existe entre éste y sus papás, abuelitos o tíos.

Los padrinos participan activamente en el crecimiento del niño, por lo que es fundamental que le dediquen mucha atención y que se transformen en sus confidentes y consejeros. Es un lazo marcado por la complicidad y que requiere de una presencia activa.

En suma, el ahijado debe saber que siempre puede contar con sus padrinos. Es un papel de máxima implicación.

Estos son algunos deberes de los padrinos y madrinas:

1- Los padrinos deberán comprometerse a acompañar al niño/a en la vida cristiana y mostrarle el camino que deben seguir a través del ejemplo.

2-El padrino y la madrina, además de los padres, deben convertirse en un guía del pequeño para que crezca como un buen hombre o mujer. Es por ello que en el momento de escoger a los padrinos de bautizo, los padres deberán pensar en personas que sean capaces de instruir a sus hijos en el camino correcto.

3- Estar presente en actividades importantes como los cumpleaños, primera comunión, fiesta de 15 años, graduación, boda etc.

4- Tratar de formar un buen vínculo con su ahijado, sin importar la relación con sus papás.

5- Siempre estar pendiente de la educación del niño. Preguntarle a la mamá o el papá como va el pequeño en la escuela y en caso de necesitar ayuda (estar dispuesto a ayudar a reforzar en lo que está fallando).

6- Apoyar a los padres a sobrellevar situaciones difíciles (por ejemplo la adolescencia) que es una etapa donde la mayoría son un poco rebeldes.

Los padrinos y madrinas ofrecen un rol especial en la vida de esa personita. Entonces cada padre debe elegir un padrino o madrina no solo porque exista un vínculo de sangre; sino que un padrino debe ser un testigo valioso y confiable en la vida de su hijo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *