Si a tu bebé le cuesta dormirse solo, necesita estar constantemente en brazos, come mal, llora seguido y sin razón aparente, si sientes que absorbe tu energía, porque cada vez que te necesita y no llegas a tiempo grita más fuerte, si además debe estar erguido o en tu pecho, o tomando mamadera, entonces sí, tu bebé es de alta demanda.

A continuación, te dejamos algunas características:

–Comen frecuentemente: La succión junto con el contacto físico les tranquiliza y reconforta. Si tu bebé se alimenta al pecho no siempre estará comiendo, a veces es sólo por sentirte cerca. Si se alimenta con mamadera, la rechazará cuando esté satisfecho y se calmará con un chupete.

–Duermen poco, se despiertan muchas veces, y no sólo necesitan ayuda para dormirse, sino también para seguir dormidos.

–Son bebés intensos, lloran y ríen fuerte, se alimentan con voracidad, y protestan con más fuerza si no consiguen lo que piden.

–Nada de lo que funciona con otros bebés funciona con él, y si encuentras algo que funciona, que le calma, al día siguiente ya no funciona.

–No basta con que mamá esté cerca, quieren tocarla, quieren estar en brazos, dormir contigo. Requieren el máximo contacto físico posible. Les angustia mucho la separación.

–Son muy absorbentes, pues demandan contacto, cariño, brazos, y nunca están satisfechos. Los papitos sienten que “el bebé les absorbe toda su energía”.

–Sus demandas tienen un carácter de ‘urgencia exagerada‘. Es como si sonara una sirena de emergencias, y nunca pareces llegar a tiempo.

Seguramente si tu bebé es de alta demanda tienes muchas dudas. No sabes si tu pequeñito está comiendo lo suficiente, y de hecho hay muchos papitos que pasan rápidamente a lactancia mixta para asegurarse de que el niño no quede con hambre, planteándose constantemente si lo están haciendo bien o no.

Pero, mamá, no debemos preguntarnos qué estamos haciendo mal, ya que son éstas las características de tu bebé: es una especie de no soy yo, eres tú. Sólo redobla tu paciencia, las mamás somos capaces de aguantar, y recuerda que nada es eterno, tu bebé crecerá y podrá volver todo a la normalidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *