Generalmente, cuando los niños nacen, siempre tratamos de saber a quien se parece, algunos en principio no se nos parecen a nadie, otros sin embargo, pueden parecerse a cualquier miembro de la familia casi desde el primer instante. Incluso, un estudio reciente ha determinado que los bebés heredan la mayor carga genética de sus abuelas maternas.

Las abuelas, pueden transmitir a los bebés características que van desde el físico hasta gestos, forma de ser e inclusive el temperamento.

Las niñas llevan mayor carga

Existe también una teoría muy conocida de que en la mayoría de los casos, la genética tiende a saltarse una generación. Muchos pueden confirmar esta teoría cuando los bebés nacen parecidos a sus abuelos. Especialmente la abuela materna. Incluso, hay mujeres que afirman sorprenderse del gran parecido entre su hijo y su madre.

Según Alejandro Jodorowsky, ensayista chileno, las abuelas maternas, son responsables de heredar la mayor carga genética a sus nietas.

Esto sucede desde el momento es que la mujer concibe el feto hembra, la pequeña antes de nacer, ya tiene formados ovocitos que serán liberados en su vida adulta, de éstos ovocitos saldrán los óvulos que ya vienen cargados con genética tanto de la madre como de la abuela, es decir, que desde aquí se transmiten ciertos rasgos de generación por el lado femenino, pero son los de la abuela los que generalmente influyen más.

Por otra parte, Alejandro Jodorowsky, afirma también que así como los niños reciben rasgos físicos, temperamento y gestos del ADN de sus abuelas, es posible también que hereden ciertas enfermedades, incluso dice que existe la posibilidad de que el bebé reciba influencia de su abuela si esta tuvo algún problema mientras estuvo embarazada de su madre.

Importancia de los abuelos en la vida del niño

Los abuelos son pilar fundamental en la educación de los pequeños, estos les transmiten tranquilidad, sabiduría, estabilidad, experiencia y cariño. Aun así, el beneficio es mutuo, ya que los abuelos también se enriquecen emocionalmente y disfrutan del contacto con sus nietos.

Actualmente, son cada día más los abuelos que se involucran en la crianza de los niños de forma positiva, esto ayuda a que los lazos familiares del niño se fortalezcan y sean más positivos.

Aún, en el caso de que lo nietos no tuvieran la oportunidad de vivir con sus abuelos o por distintas razones no pudiesen llevar una relación cercana, la abuela materna ya les ha transmitido desde gran parte de sus genes y así siempre estarán un poco más cerca.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *