Si una pareja no se preocupa por enamorarse diariamente, por  mantener los detalles y motivarse  crecer en todos los aspectos, el amor muere. No se necesita que haya mentiras, infidelidad o maltrato, basta con que se pierda la comunicación y que no quieran estar solos para seguir en una relación sin amor, para estar juntos en el mismo lugar pero ausentes en el plano emocional.

Hoy queremos hablarte sobre las señales más importantes, que revelan cuando tu pareja y tú sólo están juntos por costumbre, la receta perfecta para que lo peor de cada uno salga a flote y les impida disfrutar la vida como es debido. La soledad no es el fin del mundo, y quizá es lo mejor que podría pasarte…

1.- Prestan más atención a sus teléfonos que a estar juntos

Nada más terrible que estar con alguien y que no despegue la vista del teléfono ni por un segundo. Eso indica que el dispositivo es más interesante y satisfactorio que estar a tu lado; claro que existen excepciones, lo malo viene cuando ocurre TODO el tiempo.

2.- Resaltan sus defectos constantemente

Llegaron a un punto de su relación en el que lo único que pueden decir uno del otro, son las cosas malas. Pasan mucho tiempo reprochándose los errores que cometen y muy poco analizando las razones  y las soluciones, están “hartos” de estar juntos, pero tampoco se pueden separar, ¿te parece que eso es amor?

En mi experiencia, lo más difícil es aceptar que todo terminó y decirlo en voz alta. Ya sea por nostalgia, miedo al futuro o simplemente, porque no quieres lidiar con la carga emocional de terminar una relación, decidimos quedarnos con alguien que ya no aporta nada a nuestra vida y ciertamente, no vale la pena.

 3- No planean actividades juntos y son indiferentes ante lo que haga el otro
¿Te preocupa cuando se enferma, si tuvo un buen día o por qué no te ha escrito en días? Si no es así, debes replantear tu relación. Si ya te da igual pasar tiempo con él, es mejor dejarse en libertad.

4- La emoción de verse o estar juntos desaparece
Si ya no te emociona arreglarte para verlo y sientes más bien que es una obligación y a él le pasa lo mismo, deben sentarse a discutir si lo mejor es seguir juntos. Cuando hay amor, el interés y las ganas no se “esfuman”.

5- No se preocupan el uno por el otro

Si están felices o tristes simplemente no les interesa. Tu pareja se vuelve como un mueble más en casa, la separación les da flojera pero tampoco hablan sobre ustedes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *