Una hermana mayor es, y será por siempre, el mejor regalo que tus padres te pudieron haber dado. Gracias a Dios tengo la dicha de tener una hermana y la gran responsabilidad de ser la mayor de las dos. Soy bendecida porque a lo largo de nuestras vidas hemos sido apoyo recíproco; y si, aunque a veces nos peleamos, discutimos y nos miramos mal, puedo decir con total certeza que sin importar las diferencias, estoy dispuesta a dar mi vida por ella si así lo llegará a necesitar.

Si tú que me estás leyendo eres una hermana mayor, sabes que ese privilegio viene de la mano con muchas responsabilidades; y no porque te las asignen tus padres, te las asigna la vida misma y las asumes porque la amas.

Puede ser que suene un poco presuntuoso viniendo de mí que soy una hermana mayor, pero créeme que para nada es la intención. Lo que voy a exponer a continuación lo hago con el soporte de la experiencia que la vida misma me ha dado; y que hoy comparto contigo, seas una hermana mayor o menor.

A continuación encontrarás las razones por las cuales tu hermana mayor será una de las mujeres más importantes que tendrás en tu vida

1. Será la amiga más leal y causticamente honesta que tengas

De tu hermana mayor difícilmente obtendrás mentiras o engaños. Es posible que muchas veces guarde la distancia y asuma una actitud observadora; pero si acudes a ella por guía, ayuda, consejo o consuelo, lo obtendrás sin duda; y siempre será sincera, aunque la verdad duela.

No es que ella esperé que tu actúes como ella o quiera controlar tu vida, es que sabe lo que podrías llegar a sufrir y te quiere evitar dolores y decepciones.

Puede ser que muchas veces tengan sus diferencias, pero la verdad es que tu no eres la misma sin ella o a ella le pasa lo mismo, porque esa relación es indeleble y perdura más allá del tiempo

2- Están juntas desde mucho antes de nacer

La conoces desde antes de nacer y han crecido juntas ¿Qué más motivo que ese?

Yo recuerdo el día que mi madre fue llevada al hospital para que diera a luz a mi hermana menor, cuando la trajeron a casa y lo pequeña y frágil que era.

Pese a que ya somos adultas, la sigo viendo como mi hermana más pequeña, a la que debo cuidar y proteger de todo y de todos. Añadido a eso, ambas hemos tenido que soportar situaciones familiares difíciles.

Todas esas cosas en común  hace que confiemos la una en la otra, y aunque a veces tenemos roces, para ser honesta sé que ella estará ahí para mi siempre con la seguridad que va a ser correspondida.

3. Con ella puedes ser tu misma

Se conocen desde el inicio, así que ambas conocen lo bueno, lo malo y lo feo de cada una; mentir no tiene cabida.

Pueda que a veces sea tu observadora más estricta, pero tu hermana mayor sabe hasta donde puedes llegar, qué estás haciendo mal y qué cosas te convienen o no, y te lo va a decir de manera clara porque no desea que sufras o pases por lo que ella ya ha tenido que vivir.

4- Con ella puedes tener conversaciones profundas y honestas

“Quítate mis malditos zapatos ahora pedazo de m**da, antes de que los hagas grandes con tu enorme pie de orangután”.

¿Con quién más podrías tener esta clase de conversación?

5.Te dará su propia visión del mundo y sabe de lo que habla

Puede ser que parezca presumida al tratar de aconsejarte sobre algunas cosas de la vida; pero créeme, lo hace porque sabe que podrá brindarte una mejor perspectiva del mundo y sus matices.

Escúchala y piensa si lo que dice es acertado o no, si aplica a la situación que estás pasando en esos momentos o no, pero jamás olvides que te ama y que quiere lo mejor para ti.

6- Puedes descargar tu enojo en ella

Mientras que casi todos tus amigos te odiarían por esto, tu hermana no tiene más alternativa que seguirte amando.

7. Siempre estará para apoyarte

Va a sonar duro, pero tu hermana mayor estará ahí, incluso después de la muerte de tus padres, aun si viven a millas de distancia o no se hablan en semanas.

Tu sabes bien que podrás recurrir a ella cuantas veces lo desees, porque en ella siempre encontrarás un hombro en el cual apoyarte, un abrazo de consuelo y un refugio en tus momentos de soledad y tristeza.

8- Ella suavizó a tus padres

El hecho de que hayas llegado tarde a casa porque te quedaste de fiesta con tus amigas no es tan grave en comparación con la vez que tu hermana se escapó de casa. Su época de rebeldía preparó a tus papás para cuando te llegará el turno de crecer.

9. Ella es la responsable

Siempre podrás contar con ella para comprarle el regalo de cumpleaños a tu mamá (primero te recordará que es su cumpleaños). Y como tus padres la nombraron tu niñera oficial, ella está acostumbrada a cuidarte.

10. Es la persona a quien imitas

Ella es la que te enseñó casi todo lo que sabes, desde cómo mandar al demonio a ese hombre que te rompió el corazón, hasta como rizarte el cabello y vestirte adecuadamente. La verdad es que te gusta recibir sus “sobras” porque en secreto siempre pensaste que ella era mejor que tú.

“Hermana querida, quiero que sepas y que no olvides jamás, que la relación que tenemos es de las más importantes de mi vida. Sé que en ti puedo confiar para lo que sea y quería recordarte que tú puedes hacer lo mismo, porque siempre estaré allí para ti. “Te amo muchísimo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *