El embarazo es uno de los momentos más hermosos y de mayor felicidad en la vida de las mujeres. Nos llenamos de ideas para el futuro bebé e imaginamos siempre lo mejor para ese pequeño.

Pero también es cierto que todo en la vida cambia y vemos el mundo a través de un filtro amoroso y color de rosas; podemos ser víctimas de momentos estresantes e incluso dolorosos que nos entristecen y empañan nuestras emociones en el momento de la gestación, son situaciones que nos cargan de sentimientos negativos y esto es lo que experimenta el bebé cuando lloras de tristeza durante la gestación.

Está comprobado que el bebé reacciona a estímulos como palabras de afecto, música, olores, y diferentes entornos en los que se encuentre la madre, y entre ellos influye de gran manera su estado de ánimo, si la futura mama se encuentra feliz, dichosa y conmovida de manera positiva, el pequeño puede moverse o simplemente procesar dichas emociones a través de la conexión que mantiene con su mamá.

Tu angustia y dolor es lo que experimenta el bebé cuando lloras de tristeza durante el embarazo

Gracias a ese tipo de conexión compleja que existe entre la madre y su hijo, se generan señales a través de procesos químicos por medio de la placenta. Si la mamá se encuentra bajo emociones fuertes o cuadros depresivos, altera sus procesos neuronales y existe el riesgo de alterar el cerebro propiciando enfermedades mentales en medio de la ansiedad y la angustia de sentirse abrumadas por el embarazo.

Si la futura madre sufre por situaciones inesperadas y que se escapan de sus manos como la muerte de un familiar querido, una difícil e inevitable ruptura con la pareja, estrés por cuestiones financieras, es probable que rompa en llanto por el pesar que la envuelve, y de esa forma corre el riesgo de que el bebé tenga problemas en el desarrollo de su sistema cognitivo durante la gestación, lo que quiere decir que podría también sufrir los síntomas del estrés y del mismo modo es lo que experimenta el bebé cuando lloras de tristeza durante el embarazo.

La relación de una mamá con su hijo mientras esta en su vientre es más intrincada de lo que pensamos, no solo se trata de cuidarse sino de que todo cuanto realices en el día a día durante los nueve meses de formación de tu pequeño influye directamente en el proceso de su formación, su salud e incluso repercute a futuro después del parto, generando un patrón depresivo que el pequeño no comprendería y afectando incluso su vida como adulto.

Tu bebé podría ser propenso a sufrir de enfermedades mentales, depresión intensa sin motivos aparentes, temor e inseguridad ante su entorno, y todo porque puede sentir lo mismo que tú, por muy complejo que parezca es lo que experimenta el bebé cuando lloras de tristeza durante el embarazo, solo que no puede comprenderlo o razonarlo como lo harías, forjando así una inestable manera de sobrellevar las situaciones a futuro.

Cuando te sientes muy triste por periodos de tiempo largos es momento de encender las alarmas y acudir al médico a través de los seguimientos de tu embarazo, porque afecta de igual forma a tu salud al alimentarte de manera poco saludable y nutritiva. Te recomendamos apoyarte en tus seres queridos, tener actividades que despejen tu mente al aire libre e incluso ejercicios físicos que puedan estimular la producción de endorfinas que mejoran tu humor y fomentan pensamientos alegres y positivos.

Una mamá feliz, trae al mundo a un pequeño alegre y saludable

Si cuidas tu corazón a través de la inteligencia emocional, podrás sobrellevar los cambios no tan buenos que suelen experimentar las madres en sus hormonas o por situaciones externas, además tu bebé podrá formarse en el mejor entorno lleno del amor y los cuidados que merece. Sabemos que harías todo por tu futuro bebé, y cuidándote mucho lo haces con él.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *