Sin ninguna duda la noticia del embarazo es motivo de felicidad para cualquier familia…¡no hay muchas cosas que produzcan esa sensación!

Para Alexandra Kinova, una joven de 23 años de la ciudad checa de Milovice, a las afueras de la capital Praga, la noticia hace unos años de su embarazo, no la olvidará jamás.

Alexandra y su esposo Antonin tenía ya un hijo y esperaban su segundo milagro.

¿La diferencia esta vez? ¡Qué Alexandra se convertiría en una noticia mundial!

La historia comenzó como para todos los demás padres con una primera ecografía. Los ilusionados padres miraban con enormes ojos la pantalla un día del año 2013.

Y entonces los médicos les comunicaron la gran noticia que hizo a la madre casi llorar. Había dos bebés en la barriga de Alexandra, escribe Daily Mail.

Ellos habían hablado antes y querían tener tres hijos juntos, y por ello estaban más que encantados con la maravillosa noticia que les habían dado los médicos. Y como esta noticia vino de sorpresa, nadie tenía nada en contra con lo que se les venía encima.

En la siguiente visita médica, se encontraron con una noticia impactante.

En esta ocasión la ecografía mostraba algo completamente diferente – algo con lo que ningún padre en el mundo hubiera estado preparado. Parecía que Alexandra no esperaba mellizos.

Esta súper mamá tuvo que hacerse varias pruebas ya que los médicos no estaban del todo seguros. Primero los padres creyeron que se trataba de trillizos – pero luego cambiaron de nuevo las noticias y dijeron que era cuatrillizos lo que esperaban.

Pero tampoco fue así.

La barriga de esta joven mamá de 23 años no paraba de crecer – y finalmente tras la última ecografía los médicos pudieron confirmar la increíble e histórica verdad – ¡estos padres esperaban quintillizos!

La posibilidad de tener quintillizos es de una cada 47 millones.

En el verano llegó el gran día: el parto.

La familia todavía no sabía el sexo de sus bebés. A dos de ellos era muy difícil verles el sexo en la ecografía ya que estaban un poco escondidos.  El equipo médico estaba formado por más de 20 personas que trabajaban en la maternidad.

¡Al final resultó que Alexandra tuvo cuatro niños y una niña!

Vinieron al mundo por cesárea y el parto fue un poco dramático. Esta era la primera vez en la historia de la República Checa que quintillizos concebidos de forma natural vendrían al mundo y según el médico jefe del Instituto de Maternidad y Cuidado Infantil, los niños tenían el 95% de posibilidades de estar completamente sanos.

No había nada que preocupara a la madre antes del parto. Pero sin embargo ocurrió algo totalmente diferente: el padre Antonin estuvo a punto de perderse el milagro, puesto que se quedó bloqueado en un tren. Se puso muy nervioso pensando que no lo iba a lograr.

Pero todo tuvo un final feliz – y Antonin pudo estar junto a su mujer en el momento del parto.

Los quintillizos se llaman Deniel, Michael, Alex y Martin, y a la niña la pusieron en nombre Terezka.

La madre y los cinco bebés fueron ingresados en la unidad de cuidados intensivos, bajo observación. Todo terminó felizmente ya que tanto la madre como lo quintillizos se encontraban sanos y fuertes. Esto es algo que ocurre cada 480 años y opino que hablar de un milagro es muy correcto.

Según la BBC británica  fueron los primeros quintillizos que vieron la luz en ese país.

– En nuestro país, hay estadísticas desde 1949 y en ninguna parte se menciona nada sobre quintillizos. En la República Checa, nacen quintillizos generalmente una vez cada 480 años, dice Alena Mechurova en el hospital según news.com.au.

¡Eres una super madre Alexandra, además estuviste atendida por maravillosos doctores y comadronas!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *