Ser padres primerizos no es nada fácil. Especialmente si no has tenido contacto con niños pequeños anteriormente. Muchos quizá se sientan como en una montaña rusa, yo tengo amigos que al principio estaban aterrados por tener que coger a su bebé en brazos.

Simplemente no saben lo que tienen que hacer y tienen tanto miedo de hacerlo mal y dañar a su bebé que casi no se atreven a tomar a su bebé en brazos. Por suerte esto se pasa rápidamente.

Pero no en todos los países los padres y madres tienen la posibilidad de poder quedarse con el bebé en casa muchos meses y por eso buscan la ayuda de alguien algunas horas para poder cumplir con todas sus obligaciones.

Independientemente de si los bebés se quedan en la guardería o en casa, todos los padres necesitan de vez en cuando tener un rato libre para hacer las diligencias o citas médicas, ir al salón de belleza o cualquier otra cosa.

Y durante una de esas tardes libres, Claudia Sorhaindo dejó a su hija, Ava, con una sobrina de 15 años y poco después de dejarla con su hija recibió una foto muy extraña.

J’Ann es una adolescente con mucha experiencia con niños pequeños, por eso a Claudia no le preocupó dejar a su hija en sus manos.

O quizás precisamente por esa experiencia que tenía fue por lo que J’Ann tuvo esta inusual idea.

J’Ann tenía hambre mientras cuidaba a Ava y decidió ir a la cocina para hacerse un sandwich. Pero como todos sabemos, los bebés son muy rápidos. Y para estar segura de que Ava no fuera a desaparecer de su alcance y tenerla todo el tiempo vigilada, se le ocurrió una idea muy ingeniosa.

Y así escribe Claudia en Facebook sobre lo sucedido:

”Debía salir un momento de casa y le pregunté a mi sobrina si podía cuidar de Ava.

Unos minutos más tarde recibí un sms en el que J’Ann decía que se iba a hacer un sandwich pero no quería peder de vista a Ava. Por Dios, qué hacer, pues esta fue su idea. La creatividad llevada a tope”.

A más de 300.000 usuarios les gusta la publicación de Claudia y entiendo realmente el motivo.

Pero esta imagen significa mucho más para Claudia, pues tuvo una hija que murió con solo tres meses de edad en 2011. Y es comprensible por lo tanto, que ella sea muy protectora con sus hijos y, por ello, le complació tanto ver como J’Ann cuidaba tan bien de su hija.

Y sin duda el ingenio de su sobrina le sacó una gran carcajada.

¡Comparte este artículo con tus amigos de Facebook si tú también piensas que era una manera original de no perder de vista a Ava mientras J’Ann se preparaba una merienda!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *